¿Cómo componía Beethoven estando sordo? Evelyn Glennie explica cómo siente los sonidos

December 2, 2020
Evelyn GlennieEvelyn GlennieJames Callaghan/Courtesy of the Artist
La multipercusionista escocesa Evelyn Glennie ha estado completamente sorda desde los 12 años.

Ludwig van Beethoven tenía alrededor de 30 años cuando comenzó a perder la audición, por lo que ya llevaba muchos años componiendo. Podemos decir a ciencia cierta que, en general, sabía cómo sonaría la música cuando la escribía. Sin embargo, Beethoven era bien conocido por sus correcciones, por lo que el proceso no fue necesariamente fácil para él.

Aún así, como todos los compositores, tenía un “oído interno” para la música. Para cuando compuso su Novena sinfonía, “Oda a la alegría”, con más de una hora de orquesta completa, coro y solistas, Beethoven había estado casi completamente sordo durante casi una década. ¿Acaso no desaparecería ese “oído interno” con el tiempo?

Una persona que en la actualidad puede ayudar a responder esta pregunta es la compositora y multipercusionista escocesa Evelyn Glennie.

“Cuando decidí dedicarme a estudiar música exclusivamente, todavía existía este sentimiento de que ser sordo significaba silencio”, dijo Glennie, quien ha estado completamente sorda desde los 12 años. “Tocar música significaba sonido. Entonces, básicamente, los dos no podían existir juntos”.

A los 16 años, Glennie fue admitida en la Real Academia de Música tras persuadir a la academia de que podía “oír” con otras partes de su cuerpo.

“Para mí, fue cuestión de intentar que las personas entendieran que todo mi cuerpo era como una cámara de resonancia. Como una oreja enorme, por así decirlo”, dijo.

En otras palabras, ella “escucha” con todo su cuerpo. Su charla de TED titulada “Cómo escuchar de verdad” ha sido vista más de 6 millones de veces.

¿Acaso fue Beethoven una inspiración temprana o incluso parte de la conversación para el ingreso de la compositora, ganadora de varios premios Grammy, en la escuela de música?

“Sorprendentemente, no”, dijo. “Sentí que era la única persona en el planeta que tenía una discapacidad auditiva y podía tocar música”.

Más adelante, Glennie se enteró de que Beethoven también se enseñó a sí mismo a “oír” con su cuerpo. Colocaba sus dientes en el teclado o “acurrucaba su cuerpo alrededor del teclado y luego tenía unos grandes megáfonos conectados a su teclado”, dijo. “Básicamente, estaba tratando de meter el piano a su cuerpo humano, para crear un solo cuerpo, por así decirlo, y como percusionista, eso es para mí realmente muy interesante”.

Si bien la idea de escuchar con tu cuerpo es realmente difícil de explicar, Glennie señaló que “es asombroso cómo los otros sentidos realmente se agrupan y se magnifican y trabajan juntos”.

Entonces, ¿podría decirse que la sordera de Beethoven allanó el camino para su gran Novena sinfonía final, con su orquesta completa, coro y solistas? Glennie no está tan segura de ello.

“Creo que Beethoven hubiera ampliado los límites de todos modos. Creo que ese fue un momento en la historia de la música cuando las cosas iban a cambiar de todos modos. De manera que creo que hubiera sucedido, pero saber si Beethoven igualmente hubiese escrito la música que escribió, obviamente, nadie puede decirlo”.


Esta historia fue producida originalmente por Karla Walker y Cindy Carpien. Traducción de Marina LaGrave y Alejandra Castañeda. Producción de audio de Pedro Lumbrano. Audio con la voz de Marina LaGrave y May Ortega. Edición y gestión de proyectos por Jen Hitt y Monika Vischer.


Encuentra más historias que celebran el 250 aniversario de Beethoven:
En español en cpr.org/musicaclasica
En inglés en cpr.org/classical/beethoven-250


Puedes escuchar CPR Classical haciendo clic en “Listen Live” en este sitio web. También puedes escuchar CPR Classical en 88.1 FM en Denver, en señales de radio alrededor de Colorado, o pedirle en inglés a tu altavoz inteligente: “Play CPR Classical”.