A los sucesores de Beethoven les fue difícil vivir en la sombra del mejor compositor de la historia

December 7, 2020
Brahms and BeethovenBrahms and BeethovenWikimedia Commons
Johannes Brahms (izquierda) sentía como que estaba en la sombra de Beethoven.

Hace algunos años, estaba parado en un semáforo y escuché la Sinfonía n.º  1 de Johannes Brahms en la radio. Me di cuenta (después de escucharla y tocarla muchas veces en orquestas con el violín) que Brahms, un gigante entre los compositores, estaba canalizando a su predecesor, Ludwig van Beethoven.

Escucha aquí un fragmento del primer movimiento de Brahms de su Sinfonía n.º  1:

Clip de la Sinfonía n. ° 1 de Brahms

Lo que escuchas (al menos lo que yo escucho) es un ritmo familiar. Es el “bah, bah, bah, bah” del principio de la famosa Quinta sinfonía de Beethoven.

El joven Brahms pasó astutamente este famoso tatuaje rítmico a través de las diferentes voces de la orquesta. A veces es muy obvio. A veces es sutil, como se escucha aquí:

Otro clip de la Sinfonía n. ° 1 de Brahms

Brahms no se detuvo allí.

En la Primera sinfonía de Brahms hay varias alusiones a Beethoven, las cuales han sido bien señaladas. Por ejemplo, la naturaleza amplia y majestuosa del final en la composición de Brahms se ha comparado con la “Oda a la alegría” de Beethoven.

Cuando los críticos de la época señalaron la similitud con la Sinfonía n.º 9 de Beethoven, Brahms respondió: “Cualquier idiota puede oír eso”.

Brahms sabía muy bien que estaba bajo la sombra de Beethoven. (Después de todo, Beethoven es el mejor compositor en toda la historia de la música clásica.)

Brahms opinaba: “No tienen idea de cómo se siente tener que siempre escuchar a tal gigante [Beethoven] tras uno”.

Eso era mucha presión. Brahms nació seis años después de la muerte de Beethoven, y tenía solo 20 años cuando el compositor y crítico musical Robert Schumann complicó las cosas al declararlo heredero de Beethoven.

La presión ante tan altas expectativas lo aterrorizaba. Por eso Brahms tardó casi dos décadas, desde sus primeros garabatos y bocetos hasta el producto final, para completar esa primera sinfonía. Una vez que superó ese obstáculo, la música fluyó libremente. Completó cada una de sus otras tres sinfonías en menos de un año.

La intimidante sombra de Beethoven fue y es legendaria; intimidó a un gran número de compositores más adelante. Además de Brahms, grandes sinfonistas como Felix Mendelssohn y Gustav Mahler sintieron su presencia.

David Korevaar, concertista de piano y profesor distinguido de la Facultad de Música de la Universidad de Colorado en Boulder, señaló que Beethoven tuvo un efecto similar en sus contemporáneos, incluido su famoso maestro Franz Josef Haydn.

“Pobre Haydn”, indicó Korevaar.

Haydn se dio cuenta del genio en su alumno y cambió su propio enfoque como compositor. Prácticamente dejó de escribir música instrumental y optó por centrar su atención en obras corales.

“Hacia finales de la década de 1790, Beethoven generó tal impacto, que Haydn, quien después de la muerte de Mozart se deleitó brevemente en ser el mejor compositor de Viena, se vió nuevamente eclipsado”, dijo Korevaar.

Dos siglos después, Beethoven aún continúa intimidando a muchos.

“Existe este tipo de complejo con las obras maestras. Donde decimos: ‘¿Te atreverías a tocar esta música?’ Bueno, ¿y por qué no?”, señaló Korevaar.

Durante la pandemia de COVID-19, Korevaar se desafió a sí mismo a grabar las 32 sonatas para piano de Beethoven, desde la sala de su casa. El objetivo era completar el ciclo en 60 días. Lo hizo en 41.


Esta historia fue producida originalmente por Jean Inaba y Cindy Carpien. Traducción de Marina LaGrave y Alejandra Castañeda. Producción de audio de Pedro Lumbrano. Audio con la voz de Marina LaGrave y Pedro Lumbrano. Edición y gestión de proyectos por Jen Hitt y Monika Vischer.


Encuentra más historias que celebran el 250 aniversario de Beethoven:
En español en cpr.org/musicaclasica
En inglés en cpr.org/classical/beethoven-250


Puedes escuchar CPR Classical haciendo clic en “Listen Live” en este sitio web. También puedes escuchar CPR Classical en 88.1 FM en Denver, en señales de radio alrededor de Colorado, o pedirle en inglés a tu altavoz inteligente: “Play CPR Classical”.

Bravo!

You've read another CPR classical story to the end. We have got just the thing for classical music lovers like you: a weekly email newsletter! Sign up here to stay up-to-date on CPR Classical programming, events and stories from the world of classical music.